Mitos sobre el vino y otras verdades super útiles a la hora de elegir

5e2615ffb81e2

El mundo del vino pareciera ajeno para los que lo tomamos de vez en cuando, alrededor de su proceso y consumo hay muchos mitos que se consideran reglas al momento de seleccionar una botella, pero no todos son ciertos, aquí algunos que te darán un panorama mucho más rico y puede ser un gran tema para conversar en tu próxima reunión:

“Si una botella de vino se queda a la mitad, hay que guardarla en el refri” 

Si y no, puedes guardarla por dos días máximo hasta que su sabor y esencia se pierda. Existen algunos tapones especiales en vinaterías que extraen el aire y sellan la botella para que se conserve por una semana más después de que la abriste.

“Los vinos reserva son siempre los mejores”

Falso. Este título no es un atributo de mejor calidad, se refiere al tiempo de envejecimiento en barrica, que si bien está concebido para conservarse por mucho más tiempo, no siempre es la mejor opción cuando compras una botella para beberla enseguida.

La mayor parte de los vinos de marcas comerciales se producen para ser bebidos en el año siguiente a su embotellado, conservando su calidad a pesar de ser vinos “jóvenes”.

“El vino blanco es para pescado y el vino tinto siempre se acompaña con carne”

Falso. Aunque esta regla tiene un sentido estricto, también es cierto que ha quedado obsoleta, el maridaje perfecto no existe, se trata de buscar un equilibrio de sabores y sensaciones a la hora de degustar. Si eres un amateur comienza acompañando tus comidas con el vino que te agrade y poco a poco ve experimentando con otros para definir tus propios gustos.

“La comida y el vino se degustan casi de forma simultánea”

Cierto. Al comer das un trago, así maridas y el vino complementa los sabores en tu boca explotando los mejores atributos  de cada elemento, así que no te cohíbas y experimenta como los expertos.

“En los restaurantes te dan a probar el vino para ver si te gusta o prefieres otro” 

Esta no es la razón real, este ritual se hace para que el comensal compruebe la temperatura del vino o si este tiene algún defecto grave. Si un vino tinto está caliente puedes pedir una cubitera, o pedir que dejen el vino afuera de ella cuando está demasiado frío.

También puedes fijarte en el olor, ya que en el peor de los casos puede despedir un aroma penetrante a moho debido a un corcho contaminado, aunque es poco probable. Recuerda, una vez que elegiste la botella no puedes negarte a pagarla por el simple hecho de que no te gusta su sabor.

“El vino es bueno para prevenir problemas cardíacos”

Muy cierto, hay estudios científicos que recomiendan un par de copas de vino para prevenir problemas del corazón (en especial la uva Cabernet Sauvignon), incluso se le atribuyen propiedades curativas en el  tratamiento contra enfermedades como el Alzheimer. Claro, su consumo no es garantía de salud y tampoco se debe abusar de las cantidades.

Ahora que conoces un poco mejor las verdades y mitos acerca del vino puedes elegir mejor la próxima vez que se te antoje una copa o quieras regalar una botella, recuerda que el mejor vino no existe y que siempre podrás pedirle al chef que te recomiende lo mejor para acompañar desde un postre hasta un corte. En Cardón Restaurante contamos con una amplia carta de vinos para acompañar una buena comida o una gran conversación, te esperamos ¡para compartir solo lo mejor!.

 

 

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>